¿Quién puede entender los mil hilos que unen las almas de los hombres y el alcance de sus palabras?

Nada. Carmen Laforet

  • -Retales y extraños-

    Querer hablarlo todo, siempre ha sido uno de mis grandes problemas. Guardar secretos me ha costado carísimo y siempre valdré más por lo que callo que por lo que cuento, pero aún y así lo siento, yo necesito sacar al menos un porcentaje mínimo de lo que hay en mi cabeza, porque no hay hueco…

    La cuentista